Suspendido el desahucio de Felicia Itoiz, la octogenaria alquilada en la casa parroquial de Lizoáin

Por • 23 octubre 2017 • Sección: Portada


El desalojo que solicitaba el Arzobispado estaba previsto para este lunes por la mañana tras una sentencia del Juzgado de Aoiz, pero el cerrajero que ha acudido a la vivienda se ha negado a ejecutar el trabajo.

El Arzobispado de Pamplona tenía previsto poner fin este lunes a 36 años de arrendamiento de la familia de María Felicia Itoiz Zabalza, de 87 años, en la casa parroquial de Lizoáin. Una sentencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aoiz admitió la demanda de desahucio de la Iglesia navarra contra esta familia que se iba a ejecutar este lunes a las 11.30 horas, aunque finalmente el desahucio ha quedado suspendido hasta nuevo aviso al negarse el cerrajero a ejecutar el trabajo.

La Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro había convocado una concentración de protesta desde las 10.00 en el pueblo por lo que consideran algo “legal pero profundamente injusto”, señala su presidente, Carlos Armendáriz. También el Ayuntamiento de Lizoáin-Arriasgoiti ha apoyado el lunes a Felicia y ha animado al vecindario a acudir a la protesta, que ha sido secundada por varias decenas de personas.

Hasta el lugar se han desplazado asimismo varios agentes de Policía Foral.

“Entendemos que la manera en que ha actuado el Arzobispado no es la correcta y tampoco tenemos claro para qué quiere ahora la casa”, afirma la alcaldesa, Amaia Ekisoain. Reconoce que hay que ejecutar la sentencia y asegura que la casa tiene un uso continuo y que se trata de una familia totalmente asentada en el pueblo. “Nos gustaría que el Arzobispado o el propio párroco nos explicaran por qué hacen esto”, añade.

El Arzobispado justifica el desahucio en que la vivienda necesita reparaciones, “arreglos de filtraciones que afectan a otros vecinos y que se llevarán a cabo en cuanto sea posible”, señaló un portavoz, y aseguran que “en cuanto se arregle volverá a ser puesta en alquiler”.

diariodenoticias.com – 23 de Octubre de 2017



Paralizado en Lizoain el desahucio de una anciana a la que el arzobispo quería desalojar

El desahucio de Felicia Itoiz, de 88 años, ha quedado suspendido tras negarse el cerrajero a cambiar la cerradura para ejecutar la orden que había dado el Juzgado de Agoitz.

La Plataforma en Defensa del Patrimonio había convocado para este lunes una concentración en Lizoain para impedir que Felicia Itoiz fuera expulsada de la casa concejil de la localidad.

Itoiz, viuda de 87 años, reside en esa vivienda desde 1981 y tuvo que enterarse de que la iban a echar de casa después de que en el banco le dijeran que el Arzobispado no había aceptado el pago del mes pasado en concepto de alquiler. Recurrió a los tribunales, pero no le dieron la razón.

Hasta el lugar se ha desplazado la comitiva judicial y agentes de la Policía Foral, así como el cerrajero que debía cambiar la cerradura de la vivienda.

Sin embargo, este último se ha negado a llevar a cabo ese trabajo, ya que, al parecer, ha acudido sin saber en qué consistía lo que debía hacer.

En declaraciones a NAIZ, Felicia Itoiz ha explicado que pidió al propio arbobispo de Iruñea, Francisco Pérez, que le dejara permanecer allí debido a su avanzada edad, aunque este no aceptó.

El hecho de que haya sido la Plataforma en Defensa del Patrimonio quien se ha movilizado se debe a que la casa en cuestión fue inscrita a su nombre por el Arzobispado en virtud de la polémica ley franquista mediante la que la Iglesia se apropió de más de mil bienes en Nafarroa (incluida la mayoría de las viviendas que los ayuntamientos cedían a curas, pero también fincas y hasta un frontón) sin justificación alguna.

El Ayuntamiento de la localidad –que de no haber mediado la inmatriculación, sería legítimo dueño de la propiedad– ha intentado mediar en favor de la anciana, pero la Iglesia no ha dado su brazo a torcer.

Naiz | 2017/10/23


 

Escribe un comentario