El juez sentencia que la ermita de Muskilda es del pueblo de Otsagabia

Por • 29 junio 2017 • Sección: Ayuntamientos


La ermita de la Virgen de Muskilda es de Otsagabia, según la sentencia notificada ayer por el Juzgado de Primera Instancia nº1 de Aoiz, que declara al Ayuntamiento propietario de la basílica en calidad de representante de los vecinos, al tiempo que anula la inmatriculación efectuada por el Arzobispado de Pamplona en el año 1999.

Asimismo, la citada sentencia reconoce al Patronato (persona jurídica civil privada formada por los alcaldes y concejales libremente), la gestión y administración, tanto de la ermita, como de la casa de la serora (la mujer que se encarga de su cuidado) y las cinco huertas u ollarcerguías.

Tras casi tres años de espera desde la celebración del juicio en septiembre de 2014, el pueblo celebraba ayer el resultado de una batalla que libraron unidos. “Ochagavía se lo merece porque fueron capaces de unirse por la defensa de Muskilda al margen de sus diferencias”, expresaba satisfecha Ana Clara Villanueva, abogada de la parte demandante, quien añadió que el fallo es apelable y que próximamente se reunirá con el Patronato para analizar la sentencia, valorarla jurídicamente y estudiar la posible apelación del Arzobispado.

La letrada reconocía asimismo que la aportación documental había sido la base del éxito junto a la implicación en la vista oral de importantes testimonios vecinales. “Fue un juicio muy popular y por eso hoy es un buen día para Otsagabia”.

La misma satisfacción compartía el alcalde, Juan Miguel Tohane, y la serora, Jone Villanueva, que aportó a la causa, que tuvo a Roldán Jimeno Aranguren como perito historiador, un gran acopio de documentación, junto al entonces secretario, Carlos Hernández.

“Estamos muy alegres, aunque con cautela, pero esto es un estímulo muy grande para seguir trabajando y preparar si hace falta la posible apelación”, afirmaba la serora de Muskilda, si bien todos coincidían en que sería deseable “llegar a otro tipo de acuerdo” para no volver a pleitear.

El Arzobispado inmatriculó el 9 de noviembre de 1999 la ermita, junto a la casa y las cinco huertas. Fue uno de los primeros templos registrados a su nombre por la Iglesia navarra tras la reforma de la Ley Hipotecaria de Aznar de 1996. Sin embargo, el pueblo no se enteró hasta que en 2007 comenzaron a descubrirse las inmatriculaciones. Tras diversos contactos entre el Arzobispado y el Patronato de Muskilda sin acuerdo, el Ayuntamiento convocó en agosto de 2012 una consulta en la que podían participar los vecinos y los cofrades de Muskilda, aunque fueran de otros pueblos, para decidir si se iniciaba un proceso judicial contra el Arzobispado. 320 votaron a favor y 82 en contra.

Diario de Noticias, 29/06/2017


Escribe un comentario