La Plataforma ante el Convenio para la restauración del claustro de la catedral de Pamplona

Por • 16 junio 2016 • Sección: Escritos de la plataforma

catedral_de_pamplona


Ante el Convenio para la restauración del claustro de la catedral de Pamplona suscrito entre la Comunidad Foral de Navarra, el Arzobispado de Pamplona y Tudela, las fundaciones bancarias “La Caixa” y Caja Navarra, y la fundación para la conservación del patrimonio histórico de Navarra, la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro – Nafarroako Ondasunaren Defentsarako Plataforma, manifiesta:

1º. Su rechazo de este convenio que ignora el punto 4 de la Resolución del Parlamento de Navarra de 7 de abril de 2016 aprobada por 33 votos favorables:

El Parlamento de Navarra insta al Gobierno de Navarra para que, mientras no se recuperen los bienes inmatriculados por la Iglesia católica, toda política institucional referida a subvencionar el mantenimiento y conservación de esos bienes sea valorada y revisada en función de los intereses de los pueblos afectados, de la recuperación de dichos bienes y de la seguridad del patrimonio común navarro.

No encontramos resquicio alguno a través del cual pueda entenderse que las actuaciones previstas en dicho convenio, queden condicionadas, a la reversión de los bienes inmatriculados a su auténtico dueño: el pueblo navarro.

2º. La Catedral Metropolitana fue inmatriculada en el Registro de la Propiedad nº 2 de Pamplona el 23 de enero de 2007. Siempre hemos calificado las inmatriculaciones como procedimientos ilegítimos e inconstitucionales de apropiación, realizados al amparo de normas franquistas. Curiosamente, la única referencia de la condición en la que interviene el Arzobispado de Pamplona y Tudela (Cláusula Novena) es como “aportante de parte del montante del costo de la obra, como interesado y beneficiario de la misma,…”

3º. Como Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro estamos especialmente interesados en el mejor mantenimiento de nuestro patrimonio. Sin embargo, mientras no se recuperen los bienes inmatriculados por la Iglesia católica, defendemos el criterio de priorizar la rehabilitación de bienes patrimoniales públicos.

4º. Finalmente, tampoco encontramos contrapartidas ante la aportación pública realizada en 2015 (151.799,27€) y comprometida para los próximos años (1.254.000€). Ni referencia al acceso gratuito de la ciudadanía a estos espacios, ni anotaciones “a cuenta” como deuda que el “dueño” contrae por las “ayudas públicas” presentes y pasadas, ni control de los negocios que puedan organizarse en ellos, negocios que, por otra parte, no pagarán impuestos,… No es de extrañar que el Arzobispado aparezca como interesado y beneficiario de esta actuación.

Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro

Escribe un comentario