La Plataforma de Defensa del Patrimonio aplaude que se frenen las inmatriculaciones de la Iglesia

Por • 30 abril 2014 • Sección: Noticias de prensa, Portada



La Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro ha valorado positivamente el anteproyecto de reforma de la Ley Hipotecaria, que impedirá a la Iglesia la inmatriculación de nuevos bienes, aunque han lamentado que su tramitación vaya a durar en torno a un año y que la norma no especifique nada sobre la devolución de lo ya inmatriculado.

El anteproyecto, han explicado en rueda de prensa las abogadas Carmentxu Urriza e Isabel Urzainki, no incluye a la Iglesia entre las entidades que pueden llevar a cabo inmatriculaciones de bienes, pero la entrada en vigor de la normativa no se espera para antes de un año y, además, el texto no especifica ningún mecanismo para la devolución de ese patrimonio.

Las letradas han considerado que la vía para que la Iglesia devuelva esos bienes (1.089 en Nafarroa de 1998 a 2007, según los datos ofrecidos) no es la judicial, sino la política, por ejemplo a través de la aprobación de una ley en el Congreso.

El presidente de la plataforma, Carlos Armendariz, ha subrayado que esta entidad ha recibido, desde su constitución hace siete años, el apoyo social pero también «incomprensiones y rechazos» por parte de un sector que les ha achacado un «laicismo beligerante».

«Ahora, las más altas esferas de este país están con nosotros, nos dan la razón» y han reconocido que la Iglesia católica «ha hecho mal y tiene que devolver» los bienes inmatriculados.

El portavoz de este colectivo, Pascual Larumbe, ha declarado que «ni hemos atacado ni vamos a atacar a nadie», sino que se han limitado a defender el patrimonio navarro, que es slo que van a seguir haciendo en el futuro.

Gara, 16/04/2014


 La Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro lamenta que su tramitación vaya a durar “aproximadamente un año”

Portavoces de la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro han valorado el anteproyecto de reforma de la Ley Hipotecaria, que en la práctica impide a la Iglesia la inmatriculación de nuevos bienes, aunque han lamentado que su tramitación vaya a durar aproximadamente un año.

PAMPLONA. El anteproyecto, han explicado en conferencia de prensa las abogadas Carmentxu Urriza e Isabel Urzainki, no incluye a la Iglesia entre las entidades que pueden llevar a cabo inmatriculaciones de bienes, pero la entrada en vigor de la normativa no se espera para antes de un año y, además, el texto no especifica ningún mecanismo para la devolución de ese patrimonio.

Las bogadas han considerado que la vía para que la Iglesia devuelva esos bienes (1.089 en Navarra de 1998 a 2007 según los datos disponibles) no es la judicial, sino la política, por ejemplo a través de la aprobación de una ley en las Cortes.

El presidente de la plataforma, Carlos Armendáriz, ha subrayado que esta entidad ha recibido, desde su constitución hace siete años, el apoyo social pero también “incomprensiones y rechazos” por parte de un sector que les ha achacado un “laicismo beligerante”.

“Ahora, las más altas esferas de este país están con nosotros, nos dan la razón” y reconocen que la Iglesia católica “ha hecho mal y tiene que devolver” los bienes inmatriculados, ha resaltado.

El portavoz de la plataforma, Pascual Larumbe, ha declarado que en este colectivo “ni hemos atacado ni vamos a atacar a nadie”, sino que se han limitado a defender el patrimonio navarro, que es según ha dicho lo que van a seguir haciendo en el futuro.

Diario de Noticias, 16/04/2014



NOTA DE PRENSA DE LA PLATAFORMA

Luces y sombras del anteproyecto aprobado por el Consejo de Ministros

La Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro/Nafarroako Ondarearen Defentsarako  Plataforma, una vez analizado el texto del Proyecto, quiere manifestar la alegría y satisfacción de ver que, por fin, ante la presión social y política, el Gobierno del PP se ha visto en la obligación de rectificar el artículo 206 de la Ley Hipotecaria.

Este artículo  otorga el privilegio a la Iglesia católica de poder inmatricular bienes a su nombre en el Registro de la Propiedad, con una simple certificación expedida por el Obispo que ejerce como si fuera un fedatario público diciendo, simplemente, que el inmueble le pertenece. Es decir, sin Notario, sin coste, sin publicidad, sin acreditar la propiedad.

De esta forma, la Iglesia católica ha usurpado los bienes de los pueblos que, por ser públicos, no estaban inscritos en el Registro. Solamente en Navarra, en el periodo 1.998 a 2.007, han sido inmatriculados 1.087 inmuebles: viñas, frontón, cementerios, casas parroquiales, ermitas, arbolados, iglesias, catedrales, etc..

La Plataforma, como es sabido, viene luchando desde el año 2.007 por la derogación del artículo 206 L.H. por manifiestamente inconstitucional, y la devolución de los bienes a los pueblos. Así lo ha planteado ante toda clase de instancias.

La sombra es que el Gobierno se resiste a reconocer que el actual artículo 206 L.H.  atenta contra la aconfesionalidad del Estado pues, si lo reconociera, habría derogado, de inmediato, este privilegio que equipara a la Iglesia con el Estado.

En realidad, como su voluntad es continuar manteniendo los privilegios de la Iglesia católica, ha ideado la manera de permitirle rematar la faena. Para ello, le facilita  seguir inmatriculando bienes  por el actual art. 206 L.H. durante un año después de la publicación de la Ley en el B.O.E. lo que, en la práctica, pueden ser años.

La Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro/Nafarroako Ondarearen Defentsarako  Plataforma, no puede admitir la continuidad de esta situación como establece este Proyecto de Ley y, por tanto, continuará reivindicando la devolución del patrimonio usurpado y la inmediata derogación del art. 206 L.H.

Escribe un comentario