Un juez anula la inscripción de una ermita a nombre del Ayuntamiento de Irañeta

Por • 6 junio 2012 • Sección: Pueblos

iranetab

El juzgado de Primera Instancia número 1 de Pamplona ha dictado una sentencia en la que atribuye a la iglesia parroquial de San Juan Bautista de Irañeta la propiedad de la ermita de San Gregorio, según ha informado el Arzobispado.

El Ayuntamiento de Irañeta inmatriculó a su nombre esta ermita, situada en el casco urbano de la localidad, el 18 de febrero de 2009, decisión que fue recurrida por la parroquia de San Juan Bautista, que solicitó que se declarase nula la inscripción y se reconociese la titularidad parroquial de la ermita.

Presentados los argumentos correspondientes por ambas partes, el juicio se celebró el 24 de octubre de 2011 y el pasado 29 de mayo el juez José Antonio González dictó sentencia favorable a la parroquia, subraya el Arzobispado en un comunicado.

En ella se afirma que “la Iglesia parroquial de San Juan Bautista de Irañeta es propietaria de la ermita de San Gregorio de la localidad de Irañeta”, se declara “nula” la inscripción registral de la ermita a favor del Ayuntamiento “por ser contraria a derecho” y se condena al Ayuntamiento a pagar las costas.

El Arzobispado añade que en su argumentación el juez “da importancia a los datos aportados por los libros de cuentas de la Parroquia de Irañeta” y considera probado que ésta “ha poseído la ermita de San Gregorio como propietaria o en concepto de dueña, siendo la posesión pacífica, pública y continuada”.

Y estima, además, según la misma fuente, “que las aportaciones que el Ayuntamiento de la localidad ha realizado en alguna ocasión para ayudar al sostenimiento de la ermita han sido hechas en concepto de subvención a la Parroquia”.

Diario de Noticias, 06/06/2012

Dan a la iglesia la propiedad de la ermita de San Gregorio de Irañeta

El juzgado de Primera Instancia número 1 de Pamplona ha dictado una sentencia en la que atribuye a la iglesia parroquial de San Juan Bautista de Irañeta la propiedad de la ermita de San Gregorio, según ha informado el Arzobispado.

El Ayuntamiento de Irañeta inmatriculó a su nombre esta ermita, situada en el casco urbano de la localidad, el 18 de febrero de 2009, decisión que fue recurrida por la parroquia de San Juan Bautista, que solicitó que se declarase nula la inscripción y se reconociese la titularidad parroquial de la ermita.

Presentados los argumentos correspondientes por ambas partes, el juicio se celebró el 24 de octubre de 2011 y el pasado 29 de mayo el juez José Antonio González dictó sentencia favorable a la parroquia, subraya el Arzobispado en un comunicado.

En ella se afirma que “la Iglesia parroquial de San Juan Bautista de Irañeta es propietaria de la ermita de San Gregorio de la localidad de Irañeta”, se declara “nula” la inscripción registral de la ermita a favor del Ayuntamiento “por ser contraria a derecho” y se condena al Ayuntamiento a pagar las costas.

El Arzobispado añade que en su argumentación el juez “da importancia a los datos aportados por los libros de cuentas de la Parroquia de Irañeta” y considera probado que ésta “ha poseído la ermita de San Gregorio como propietaria o en concepto de dueña, siendo la posesión pacífica, pública y continuada”.

Y estima, además, según la misma fuente, “que las aportaciones que el Ayuntamiento de la localidad ha realizado en alguna ocasión para ayudar al sostenimiento de la ermita han sido hechas en concepto de subvención a la Parroquia”.

Diario de Navarra 06/06/2012

Ermita San Gregorio
Irañeta, merindad de Pamplona – Navarra

Se localiza a la salida del pueblo, en dirección a Alsasua.
Se documenta su existencia en el siglo XVI, habiendo sido restaurada en 1985.
Presenta planta rectangular con cabecera más ancha que la nave. Los muros se encuentran enlucidos y la cubierta es a dos aguas con vigas de madera.
Al exterior, muros también enlucidos con sillar en las esquinas. La puerta de ingreso consiste en un medio punto con dovelas radiales.
Preside la ermita la imagen barroca de San Gregorio.

Irañeta estudiará recurrir ante el Supremo la nulidad de la inscripción de una ermita

El Ayuntamiento de Irañeta se enteró ayer por la prensa de la sentencia que anulaba la inmatriculación de la ermita de San Gregorio, dando su titularidad a la parroquia de la localidad. “Estamos esperando a que llegue la resolución para después reunirnos y estudiar si recurrimos al Tribunal Supremo, según los costes”, explicaba ayer el alcalde de la localidad, Pedro Beraza.

irañeta. “No hay problema en que la ermita sea de la parroquia pero otra cosa es que esté en manos del Arzobispado. Nosotros decimos que la ermita es del pueblo y entendemos la parroquia como parte del pueblo”, observa el alcalde. Al respecto, señala que este inmueble fue usado durante años como depósito de cadáveres y que el Ayuntamiento ha aportado fondos para su mejora. “En los años 80 dio unas 250.000 pesetas”, apunta, al tiempo que destaca el trabajo realizado en auzolan. “En la sentencia parece que se dice que todo lo que ha dado el Ayuntamiento es donación”, observa.

El Ayuntamiento de Irañeta puso a su nombre esta ermita en 2009. Unos años antes, el Arzobispado había inmatriculado las otras dos ermitas existentes en la localidad, las de San Miguelberri y San Pedro Mártir. Esta decisión fue recurrida por la parroquia de San Juan Bautista, que solicitó que se declarase nula dicha inscripción y se reconociese la titularidad parroquial de la ermita, según explicó el Arzobipado de Pamplona en un comunicado. El Juzgado de Primera Instancia ha dado la razón a la Iglesia, declarando nula la inscripción “por ser contraria a derecho”. También condena al Ayuntamiento de Irañeta a pagar las costas. El juicio se celebró el pasado 24 de octubre, dictando sentencia el juez José Antonio González el pasado 29 de mayo.

En su argumentación el juez, y según el Arzobipado, “da importancia a los datos aportados por los libros de cuentas de la Parroquia de Irañeta” y considera probado que ésta “ha poseído la ermita de San Gregorio como propietaria o en concepto de dueña, siendo la posesión pacífica, pública y continuada”. En relación a las aportaciones del Ayuntamiento para el sostenimiento de la ermita, “han sido hechas en concepto de subvención a la parroquia”, dice el juez.

La ermita de San Gregorio se ubica en el centro urbano, entre inmuebles. De su existencia hay constancia en documentos del siglo XVI. Está presidida por una talla barroca del santo vestido de pontificado.

Diario de Noticias, 07/06/2012

Etiquetado con:

Escribe un comentario