Vecinos de Etayo urgen al Arzobispado al arreglo de la torre, que amenaza ruina

Por • 18 julio 2011 • Sección: Pueblos

etaio
Los vecinos de Etayo han solicitado mediante una carta al Arzobispado que actúe “cuanto antes” en la torre de la iglesia parroquial ya que, como se recordará, esta construcción amenaza ruina desde hace muchos años. En este punto cabe recordar que el Arzobispado es propietario de la iglesia porque la inmatriculó en 2005. La situación de la torre, que data de 1570, salta a la vista. Una grieta de varios centímetros recorre la estructura. Además, la piedra clave se ha movido.

Desde el inicio, han sido los vecinos quienes han alertado sobre la situación y en octubre de 2010 el arquitecto del Arzobispado explicó a este periódico que sería en los siguientes meses cuando se construyese un contrafuerte que aún no se han colocado. Para ayudar en esta obra, la junta parroquial incluyó un proyecto en Tú Eliges, Tú decides y ahora pide a la Iglesia que comience a trabajar en esta solución “porque tenemos que gastar el dinero este año, si no se pierde”, explicó el presidente de la junta parroquial, Santos Ursúa, que añadió que este año también han incluido su propuesta.

Además, el presidente agregó que el objetivo de la junta, de los vecinos de Etayo y del Ayuntamiento está claro. “Queremos que se arregle la torre como sea. De momento, lo primero que hay que hacer es el proyecto y queremos ayudar al Arzobispado. Hemos conseguido algo de dinero, tanto de esa iniciativa como de lo que la parroquia ha ahorrado. Hemos dejado de hacer pequeñas obras para destinarlo todo a la torre. Sin embargo, estamos a la espera de que actúen y se empiece a trabajar”, señaló Ursúa y añadió que “ya sabemos que en todos los sitios la situación económica está mal, pero esto se tiene que arreglar”.

peligro para los vecinos La contundencia de las palabras de Santos Ursúa viene dada también porque la torre se encuentra por encima del Ayuntamiento, de la sociedad y del consultorio, dependencias sobre las que posiblemente se derrumbaría llegado el caso. “En el pueblo estamos muy inquietos. La preocupación que tenemos es que no se avanza, no nos dan una solución y cualquier día tenemos un disgusto de verdad. A parte, claro está, de la pérdida de patrimonio, que también. Por el momento, no nos dan solución y conforme pasa el tiempo, la torre a mejor no va”, señaló Ursúa.

Diario de Noticias, 18/07/2011

Escribe un comentario